sábado, 22 de febrero de 2014

El techo se va a caer



“…Al pollito Pito una ciruela le golpeó la cabeza y muy alarmado creo una comisión de animales para ir a ver al Rey porque el soberano debía saber que el cielo se iba a caer…”

Los ciudadanos actuales de Consolación del Sur son muy felices porque tienen la posibilidad con la construcción de un techo, una cúpula para la glorieta de su parque central “Antonio Maceo” de rememorar cuando "ellos visitaban" el parque hace uno o dos siglos atrás.

El parque de Consolación del Sur, significativo sitio de obligado encuentro durante décadas, ahora luce espectacular con su remodelada glorieta pero la parte que me preocupa de esta reluciente inversión es que se llevó a cabo mientras la única sala de cine de este pueblito permanecía sin techo por un derrumbe ocurrido hace algunos años ya; un ciclón terminó lo que el abandono y la falta de mantenimiento comenzaron; entonces sin techo el cine y sin señas notables de recuperación.

El cine de Consolación, la sala “Avellaneda” fue durante muchos años la ventana de mi generación a muchas partes de este mundo; durante mi adolescencia e inicios de mi juventud este modesto cine fue algo así como una máquina del tiempo en la que nos montábamos, sobre todo en una época en que la revolución de las tecnologías de la información o era digital, recién comenzaban pero no precisamente por Cuba y muchos menos por Consolación.

Era muy emocionante sentarse en aquella sala grande y después de ver los noticieros de Santiago Álvarez, los Noticieros del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), poder ver la peli de turno, perderse en la pantalla gigante  y de alguna manera, ser parte de la trama, fantasía y realidad; a veces resultaba hasta doloroso  el momento de salir del cine y tener que volver al instante de la vida que dejaste fuera, que muchas veces se iniciaba con una carrera a casa porque era domingo, habíamos entrado al cine en su primera tanda de las dos o las tres de la tarde y a las ocho de la noche debíamos estar listos para nuestra recogida por los ómnibus escolares hacia los respectivos centros de estudio donde estábamos becados, fuese la secundaria primero o el pre universitario más tarde.

Foto:http://www.radiomuseum.org
Imagínense una época donde poseer un sencillo radio portátil “Juvenil 80” era lo máximo de modernidad, el último grito de adelanto tecnológico al menos en Cuba, recuerdo también sobre este tema de tecnologías, la aparición  de otro aparato portátil que además de reproducir música almacenada en casetes de cinta, era capaz de grabar tu propia voz y también reproducirla en el instante, ¡Increíble!.

Un día en mi escuela secundaria vi un grupo de mis compañeros que se amontonaba hechos un molote tratando de meter la cabeza para ver la novedad que María de los Ángeles del Campo había traído  y no era otra cosa que una grabadora portátil, marca SONY.

Por eso la importancia del papel desempeñado por el séptimo arte en su pantalla grande, porque en la televisión cuando aquello y en su único canal visible en Pinar del Río, el “Canal 6”, solo pasaban cosas del “mono”, programas y películas monotemáticas, monocromáticas y la mayoría de ellas monótonas además y el cine era definitivamente un viaje maravilloso, con historias fascinantes en locaciones de ensueño.

Miren las paradojas de esta vida: cuando estaba terminando el pre universitario, un día nos montaron a todos los varones con 16 años cumplidos en varios ómnibus y nos llevaron a hacernos el rutinario chequeo médico para la pronta entrada al Servicio Militar; por aquellos días había una noticia revoloteando en el pueblo, en el cine estaban “echando” (si, porque así se decía) nada menos que “Jaws” o como se conoció en Cuba, “Tiburón” de Steven Spielberg; pues esto provocó mi primer problema con la institución armada porque mi amigo Mayito y yo nos escapamos a mitad del chequeo médico para ir a bañarnos en aquellas peligrosas aguas de las costas de Nueva Jersey con las que se había llenado ese día la sala Avellaneda.

Mayito no es otro que Mario Luís Poso; trabajó por muchos años en la casa de la cultura de su pueblo natal y quien les dice a ustedes que se convirtió muchos años después en unos de los pocos (me imagino) administradores en el mundo de un cine sin techo.

A cada rato pensando en este cine he tenido la idea de colocar un botón de donación en este blog, de esos que se conectan con PayPal o Amazon de pago electrónico para nobles causas como esas pero temo no ser muy honesto y comerme lo recaudado, por eso si lo pongo no será con esos altruistas fines y de esa manera cuido mi honestidad.

En el pueblito que por Real Orden firmada por la Reina de España Isabel II el 1 de Julio de 1886, donde era reconocido como ayuntamiento,  ahora el virus de “techado al piso”, amenazaba con convertirse en pandemia porque la antiquísima pizzería “Salermo” del mencionado ayuntamiento ha sufrido del mismo mal sin que medie mal tiempo ni huracanes.

Pizzería que fue orgullo de los consolareños y reconocida hasta en la capital porque se hacían las mejores pizzas (al menos mis primos cuando me visitaban siempre me lo decían), de queso abundante y bien “gordas”, las napolitanas a un precio de 1.10 centavos y las más caras, las de jamón, a 1.60 y nosotros nos escapábamos de las casas, de las escuelas y de todas partes a comer en la pizzería de Consolación y hasta importante se sentía uno haciendo el pedido o la orden como si estuvieras sentado en el techo del mundo que por suerte ese todavía no se ha caído.

Un par de recuerdos gratos de este lugar que guardo son mis visitas con mi amigos cercanos donde vaciábamos sobre la mesa los bolsillos y cuenta que te cuenta aquel menudo para ver hasta donde podíamos llegar en la comelata y ser equitativos con la división de los "panes y los peces", era un ejercicio donde se aplicaban muchos conocimientos de matemática, sus operaciones básicas y mucho, mucho de geometría. 

La otra historia tiene que ver con la aspiración de todo adolescente varón de convertirse en un hombre, independiente y muy hombre sobre todo. Hay quienes se han ido por el hábito de fumar, afeitarse, sexo con una chica, masturbarse, beber ron, aprender a montar a caballo o por todos ellos juntos y otros más, pues había algo que yo siempre identificaba en el bar de aquella pizzería como un símbolo de varonía y virilidad.

Los hombres pedían un trago y además un vaso con ostiones en tomate, con pimienta, una rodaja de limón y su cucharilla; vi a mi hermano quince años mayor hacer esto, sobre todo lo de los ostiones.

Por otra parte las chicas repudiaban aquel brebaje con marcados gestos de náuseas y repugnancia, así que estaba bien claro, esto era parte del camino de ser un hombre; en lo que nunca me fijé muy bien fue en cómo era que se tomaba o comía aquel …..alimento de machos.

Pues un día andaba por allí y me llené de valor y con la curiosidad de la experimentación, (debo haber tenido a lo sumo 14 años) y le pedí al barman (anglicismo innecesario), quise decir, al cantinero, que me sirviera uno de esos vasos rojos como la sangre y llenos de aquellos babosos animalitos de color negro gris y sin lugar a dudas medio repulsivos a la vista.

Y con mucho estilo usando la cuchara comencé a triturar y masticar despiadadamente aquel “potaje” que por suerte no sabía nada mal pero no lograba entender por qué todos me miraban medio extrañados y quien me lo sirvió muy amable y con muchas ganas de reír me preguntó si estaban buenos y yo muy guajiro macho, solo hice el típico “jup” medio nasal, que en Pinar del Río puede significar desde “buenos Días”; “Hola, qué tal”, o hasta “Si, muy buenos”. 

Si yo llego a saber allí que eso solo se tragaba entero en cada sorbo y sin masticar, el techo de la pizzería se hubiera caído muchos años antes, pero nada, parece que aquellos que me miraban estaban envidiando mi hombría porque tragarlos era fácil para cualquiera.

Ya en ésta, “nuestra era”, en los momentos de derrumbes frecuentes, “Salermo” no era la pizzería que describo ni en calidad de servicios, oferta o precios, pero me duele que este otrora símbolo gastronómico, ahora tenga su vista superior dando a la esfera celeste y sus mesas salpicadas por la lluvia esperando por algún pre-su-puesto.

De la misma manera, cuando miro la glorieta de mi bello parque consolareño no dejo de admirarla pero tampoco dejo de pensar en una novela brasileña que pasaron por la TV, hace relativamente poco tiempo que se titula “Cabocla”, donde un joven y honesto prefecto es electo después de una encarnizada lucha eleccionaria y al tomar la prefectura descubre que no habían fondos para casi ningún proyecto social de importancia y un tramposo leguleyo que tenía como asesor le aconseja que la solución era hacer una fuente en medio del parque, de manera que todos la pudieran ver y él le responde indignado que quien necesitaba una fuente cuando la gente carecía de muchas cosas básicas.

Quien sabe, tal vez Wilfredo José Chirino u otros que se dicen consolareños puedan ver estas líneas y aportar alguna calderilla pero lo dudo mucho, tanto lo primero como lo segundo.

¡Ay mi Consolación, pueblo sin su sala al oscuro, si el mundo tuviera nalgas tu fueras …………!

___________________________________________________________________________________
Bueno parece que el problema es la Ley de Gravedad porque Internet está llena de cosas como estas lean para que vean solo unos pocos ejemplos, pero siempre lo que más molesta no es la paja en el ojo ajeno, es en el propio.



internacional.elpais.com/internacional/2013/.../1387486303_950298.ht...
·          
20/12/2013 - Hay 76 heridos, siete de ellos atendidos en hospitales, tras caerse el enyesado del techo. El escombro ha caído sobre los espectadores ...
www.telemadrid.es/.../cae-parte-del-techo-del-parque-de-bomberos-de-p...
·          
12/11/2013 - "Empezaron a destapar todo el falso techo y se dieron cuenta de que ...Están intentando ahora asegurarla y parece que va a ser para largo ...
noticias.lainformacion.com/.../suspenden-el-concierto-de-violetta-tras-ca...
·          
13/12/2013 - ... tras caer una parte del techo en un pasillo que se encontraba en obras, motivo por el cual la organización ha decidido parar el espectáculo.

www.lanacion.com.ar › Sociedad
·          
20/11/2013 - Diez heridos al caer un techo en una escuela de Mendoza | Ocurrió en San Rafael ; según fuentes policiales, se habría desmoronado por la ...
noticias.terra.com.ar/.../al-menos-49-muertos-y-30-atrapados-al-caer-tec...
·          
22/11/2013 - Según las imágenes de la televisión, el techo se desmoronó sobre una superficie de aproximadamente 500 m2 en dos pisos. El segundo piso ...
panorama.com.ve/portal/app/push/noticia90540.php
·          
30/11/2013 - Un helicóptero policial se estrelló la noche del viernes encima de un pub repleto de gente en la ciudad escocesa de Glasgow y causó ...

1 comentario:

  1. Comentarte de Consolacion... yo no soy de decir palabras bonitas,lo mio es al pan pan y al vino vino jajajjaja.
    Todo lo que dices son situaciones muy reales y nos identificamos con ellas....Consolacion,donde vivi toda mi niñez y adolescencia,menos mal que no tengo mucho tiempo para detenerme a pensar(en todo lo que he dejado alla) pero esta es la vida y tenemos que ser agradecido y como siempre decimos,gracias por tener salud y algo de comer,donde quiera que estemos.
    Pues nada.....gracias por hacerme recordar gratos momentos que ya no volveran.
    Besos

    ResponderEliminar

Este artículo nunca estará completo sin tu aporte, tu opinión, tu criterio. Gracias por participar